¿Cómo leer la etiqueta de mi aceite lubricante?

Empecemos por lo básico, hay tres tipos de aceite lubricante para motor: sintéticos, minerales o semi-sintéticos.

Los sintéticos son aquellos 100% artificiales y creados específicamente para la labor de lubricar el motor, no son extraídos del petróleo ni de ninguna otra sustancia natural, por lo que son más caros.

Los minerales son aquellos aceites que provienen de la destilación del petróleo crudo. Al ser naturales contienen pequeñas impurezas que no afectan a su labor de lubricación del motor de nuestro coche.

Y, por último, los semi-sintéticos son, obviamente, una mezcla entre los dos tipos de aceite anteriores.

Aclarado esto, hay algo más que debemos conocer sobre el aceite antes de poder entender su etiqueta y es su grado de viscosidad. Un aceite viscoso tendrá una densidad alta, parecida a la de la miel, y uno poco viscoso tendrá una densidad baja, como el agua. Los más viscosos tendrán mayor dificultad para penetrar en las piezas más finas del motor que los menos viscosos. ¿Por qué existen entonces grados de viscosidad? ¿Significan que un aceite es más eficiente que otro?

En absoluto, significan que un aceite es más eficiente que otro para un determinado propósito. El aceite cambia su viscosidad a altas temperaturas (como las generadas en el motor de nuestro coche) por lo que el grado de viscosidad sirve para prevenir errores provocados por el uso personal que hagamos de nuestro coche. Es decir, según si usamos nuestro vehículo para circular por la ciudad o para un uso de circuito necesitaremos un aceite con una viscosidad específica.

En este sentido nosotros recomendamos usar el grado de viscosidad ideal recomendado por el fabricante de nuestro coche y, a la menor duda, usar nuestro servicio de atención al cliente para no usar un lubricante poco eficiente o incluso peligroso para nuestro motor.

Una vez que sabemos todo esto podemos entender la clasificación que marca la etiqueta de un aceite lubricante. En dicha etiqueta vendrá indicado:

Origen. Sintético, mineral o semi-sintético.

Cifra SAE. Hace referencia a la viscosidad. Está compuesta por una cifra de 0 a 25, una W y después otra cifra entre 0 y 60. La primera cifra hace referencia al grado de arranque en frío y la cifra posterior a la W indica la temperatura ambiente aproximada a la que este aceite tendrá su viscosidad ideal.

Cifra API. Esta es la parte más difícil de entender de la etiqueta de un aceite y está formada por una letra más un número. La letra es una A para los motores de gasolina y una B para los motores diesel. El número variará del 1 al 5 siendo el 1 para motores de bajo consumo, el 2 para aceite normal, el 3 para alto rendimiento, el 4 para motores de inyección directa y el 5  una combinación de los tipos 1 y 3.

Una vez que te lo han explicado paso a paso y sin demasiadas palabras técnicas ni científicas no parece tan difícil, ¿verdad? ¡Porque no lo es! Y, recuerda, ante la más mínima duda, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de resolvértela.